EL DEQUEÍSMO

El “dequeísmo” es una incorrección lingüística. Se da en los casos en que aparece la secuencia de palabras de + que (de ahí la palabra “dequeísmo”) en lugar de que cuando no la requieren el verbo, el sustantivo o el adjetivo anterior. Este es el error que aparece en los siguientes ejemplos: Me pidió de que le dejara el coche, Es posible de que no venga mañana, o Mi deseo era de que no se enteraran de lo sucedido.

La supresión indebida de la preposición de ante la partícula que da lugar a la incorrección llamada “queísmo”: Tengo la seguridad que no vendrá hoy. El queísmo es con frecuencia el resultado erróneo de la preocupación por evitar el dequeísmo.

¿Por qué se da el dequeísmo?
Este fenómeno es más habitual en la lengua oral que en la escrita y está más extendido en ciertas áreas de Hispanoamérica y de España que en otras. No hay una explicación única, pero sin duda influyen las particularidades del régimen verbal del castellano y la existencia de cruces entre modos de expresión correctos, que dan lugar a expresiones inaceptables. Veamos algunos ejemplos:

-Son correctas las frases Está seguro de que vendrá, Es seguro que vendrá y Estoy seguro de que vendrá. Pero es incorrecta Es seguro de que vendrá, resultado del cruce de las dos primeras.

Son correctas Me aseguró que lo comprará, Me aseguré de que lo comprará y Asegúrate de que lo comprará. Pero es incorrecta Me aseguró de que lo comprará.

Es correcta Mi intención era que todo saliera bien, (sin de) pero debemos decir Tenía la intención de que todo saliera bien. Y es incorrecta Mi intención era de que todo saliera bien.

Debemos usar “QUE” y no la secuencia “DE + QUE” en los siguientes casos:

-Pienso que       -Deseo que        -Sospecho que
-Espero que       -Afirmo que      -Comento que
-Opino que        -Espero que       -Sugiero que
-Insinúo que     -Necesito que    -Digo que
-Quiero que      -Prefiero que      -Aseguro que
-Pretendo que…

-Conviene que      -Me conviene que    -Me entristece que
-Me interesa que  -Me duele que          -Me gusta que

-Es posible que       -Es necesario que    -Es urgente que
-Mi interés es que  -Mi deseo es que      -Mi preferencia es que

Podríamos decir que hay algunas constantes: los verbos tienden a regir subordinadas sustantivas con que (quiero que, espero que, deseo que, es probable que…), mientras que los sustantivos rigen complementos con de que (el deseo de que, la esperanza de que, la información de que…). Sin embargo, hay verbos que exigen de que (hablar de que, tratar de que…).

Por otra parte, el comportamiento peculiar de los verbos pronominales (me acuerdo de que, me preocupo de que, me enteré de que, me río de que, me avergüenzo de que, me arrepiento de que…), así como la existencia de una larga lista de verbos que admiten las dos posibilidades, impiden la formulación de una regla. Es más útil conocer cada caso y, ante la duda, consultar fuentes fiables, como el DPD.

Cuando las dos formas son correctas
El problema para el usuario se complica porque en unos cuantos casos las dos formas (que y de+que) son correctas. No obstante, una de las dos tiene más prestigio que la otra. Colocamos a la izquierda la expresión recomendable:

-Informar de que                    /-Informar que (Más habitual en América)
-Avisar de que                         /-Avisar que
-Dudar de que                        /-dudar que
-Darse cuenta de que           /-Darse cuenta que
-Tomar conciencia de que  /-Tomar conciencia que
-Dar la impresión de que   /-Dar la impresión que
-Tener la seguridad de que/-Tener la seguridad que
-Caber duda de que             /-Caber duda que
-Estar seguro de que           /-Estar seguro que
-Estar convencido de que  /- Estar convencido que
-Ser consciente de que       /-Ser consciente que
-Cuidar de que                     /- Cuidar que

Hay varios verbos cuyo significado cambia notablemente según si se construyen con de o con de+que:

-Advertir de que        /-Advertir que
-Presumir de que      /-Presumir que
-Responder de que   /-Responder que

Por otro lado, existe dequeísmo en algunas expresiones fijas: debemos decir a menos que, y no a menos de que, a no ser que, y no a no ser que. Y tampoco en este caso es posible formular una regla, puesto que existen expresiones fijas con de+que, como a pesar de que, en vista de que y otras similares.

También hablaremos de dequeísmo en aquellos casos en los que se emplea la preposición de en lugar de otras, en expresiones como Insistió de que le enviara el borrador, en lugar de Insistió en que le enviara el borrador.

Se suele recomendar la prueba de convertir la frase en interrogativa, como un modo sencillo para saber si hemos de utilizar de o de+que. Si la pregunta debe ir encabezada por la preposición de, esta también debe estar al comienzo de la frase enunciativa:

Han comentado que hay muchos problemas ¿Qué han comentado? En la pregunta no figura de, luego es incorrecto decir Han comentado de que hay muchos problemas.

Han hablado de que hay muchos problemas ¿De qué han hablado? En la pregunta figura de, luego es incorrecto decir Han hablado que hay muchos problemas.

Anuncios