Tema, asunto, problema, cuestión… ¿Qué es más claro?

A comienzos de los ochenta, la palabra tema comenzó a usarse de una forma que a mí me llamaba la atención. Frases como Tenemos que hablar del tema de la organización del congreso empezaban a ser frecuentes en ambientes políticos y sindicales.

En aquellos años, muchas personas poco o nada habituadas a hablar en público tenían que expresarse en situaciones formales como debates o entrevistas. Yo tenía la sensación de que el uso recurrente de palabras como tema les daba cierta seguridad, les hacía sentirse en posesión del registro adecuado.

Como pasa tantas veces, el mal uso acabó generalizándose. Así, a pesar de las recomendaciones de todos los manuales de estilo, periodistas, políticos profesionales y personas de toda condición producen hoy frases como estas:

1. Le recomendamos que compre ese coche por el tema del consumo
2. Están muy preocupados por el tema de la charla de mañana
3. Le gusta mucho el tema del boxeo
4. El despacho no está mal, pero me preocupa el tema de la falta de luz
5. Tiene un tema serio con unos recibos pendientes de pago
6. El tema es que la compañía no dispone de dinero
7. La elección del modelo es un tema de gusto personal

Todas ellas son mejorables. El castellano dispone de soluciones sencillas para evitar este uso desacertado. En unos casos es recomendable prescindir de la palabra tema, sin más: su presencia no aporta más que confusión. Es lo que ocurre con las frases 1, 2, 3 y 4.

En otros, contamos con palabras como asunto, problema (frases 5 y 6), cuestión (frase 7), dificultad, inconveniente, conflicto

La RAE, para terminar, no es de gran ayuda en este caso, porque la primera acepción de la palabra tema es, en mi opinión, confusa:

“Proposición o texto que se toma por asunto o materia de un discurso”.

La consulta a Fundéu, fundación asesorada por la Real Academia Española, es algo más clarificadora :

“Tema es el ‘asunto’ o ‘materia’ de la cual trata algo, pero no ese algo en sí mismo”.

 Por lo tanto, conviene reservar la palabra tema para para frases como El tema de la película me ha parecido muy novedoso, y evitar frases como Mañana iremos al cine. ¿Qué te parece el tema?

Anuncios

4 thoughts on “Tema, asunto, problema, cuestión… ¿Qué es más claro?

  1. Creo que “tema” casi siempre es paja:

    1. Le recomendamos que compre ese coche por el tema del consumo

    Le recomendamos que compre ese coche por su consumo

    2. Están muy preocupados por el tema de la charla de mañana

    Están muy preocupados por la charla de mañana

    3. Le gusta mucho el tema del boxeo

    Le gusta mucho el boxeo

    4. El despacho no está mal, pero me preocupa el tema de la falta de luz

    El despacho no está mal, pero me preocupa la falta de luz

    5. Tiene un tema serio con unos recibos pendientes de pago

    Aquí es aceptable

    6. El tema es que la compañía no dispone de dinero

    La compañía no dispone de dinero

    7. La elección del modelo es un tema de gusto personal

    La elección del modelo es personal.

    Por cierto, magnífico blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s